Noviembre con claros oscuros.

US PRESSWIRE

Los Rockets acaban el mes de noviembre con un balance de 7-8 que nos sitúa al borde los puestos de playoffs del Oeste. Un mes con claros oscuros, un mes con sonrisas y con lágrimas. Un mes que en cierto modo invita al optimismo y quizás aleja en cierto modo el fantasma que nos situaba al borde de las 30 victorias en esta temporada.

Los siete triunfos de los Rockets en este mes, tan raro por muchas cosas, no suena tan mal como pudiera parecer. Para empezar somos un equipo joven, en pleno de construcción tras la llegada de James Harden y la marcha de uno de los pocos baluartes del pasado de Houston, como el caso de Kevin Martin. Así pues, si las previsiones nos concedían a priori, una cifra cercana a las 30 victorias anuales, el registro actual que nos coloca al borde de los puestos de postemporada es como para estar contentos.

Además de que las circunstancias no han sido del todo favorables para los nuestros. Kevin McHale se ha tenido que ausentar de la disciplina de los Rockets desde el pasado 10 de noviembre, cuando su hija tuvo que ser hospitalizada a causa de complicaciones en su enfermedad de Lupus, para poder estar cerca de su hija y los suyos en estos difíciles momentos, que han desembocado en el peor de los finales imaginables. La organización le ha apoyado por completo y como no podría ser de otro modo y todavía no se sabe nada de su retorno. Esta circunstancia ha inundado de lágrimas el seno de los Rockets que lucen en señal de duelo, cintas verdes para homenajear a Sasha McHale.

En estas circunstancias, el proceso acoplamiento del equipo se ha visto en manos de su asistente Kelvin Sampson que desde entonces dirige a un equipo que ha visto como, en líneas generales los recién llegados han respondido a las exigencias, aunque hay de todo, como siempre en todas partes.

James Harden ha demostrado ser nuestro jugador franquicia de largo, sumiendo el rol de anotador que el equipo necesitaba, aunque ni de lejos a lo mostrado en los dos primeros compromisos del año, que le encumbraron a nivel de superestrella de la liga. Ese nivel ha quedado rebajado algo y sus promedios han quedado a los siguientes niveles: Con una media de 38.8 minutos por encuentro, su media anotadora se ha situado en 24.5 puntos por partido, con un porcentaje de acierto en tiros de campo de .0426 (lo que supone una rebaja de lo logrado en su media de su carrera, que se sitúa en 0.442), con 3.4 rebotes por partidos y 5.3 asistencias. En los quince partidos hasta ahora ha salido de titular (algo que sin duda anhelaba en Oklahoma City), incluso cuando un proceso gripal le privó en Salt Lake City de una actuación destacada.

En líneas generales su actuación se puede considerar como aceptable, con un balance positivo, a pesar de que de él se esperar grandes cosas. Mayores incluso de las mostradas hasta ahora en Houston.

La otra cara de la moneda se sitúa en la otra gran incorporación de Houston para esta temporada. Jeremy Lin no ha terminado de resultar tan Linsanity como se esperaba, con una media de 10.3 puntos por partido, en los 34.4 minutos por partido en los que está en pista. Su bajo porcentaje de acierto en tiros de campo de .0377, que supone un considerable descenso con lo mostrado hasta ahora en la liga en su carrera (que desciendo incluso hasta .0250 en tiros de tres), la afición de los Rockets, todavía buscan desesperadamente el Lin que embrujó el Madison en la Gran Manzana. 4.5 rebotes y 6.5 asistencias por partido completan una estadística pobre que le ha relejado al último puesto de relevancia, dentro del quinteto titular.

Protagonismo que se ha desplazado hacia Omer Asik, Chandler Parsons y Patrick Patterson. El center turzo, con una media de 32.7 minutos en pista y sin un sustituto claro en el banquillo de los Rockets, se maneja con un porcentaje de tiros de campo de .0477, lo que le ha permitido anotar con media de 10.8 puntos por partido. Una media que por cierto ha subido debido a sus últimas actuaciones, ya que al comienzo del campeonato no había logrado ponerse demasiado a tono en el aspecto anotador. Todo lo contrario que en el aspecto reboteador, con una media de casi 4 rebotes en ataque y 8.5 en defensa (12.3 rebotes totales por partido). Algo que le ha convertido en el gran bastión defensivo de Houston y en una de las figuras más destacadas en el futuro de los Rockets, que además de usar sus grandes dotes para mejorar el equipo, se encuentra ante la tesitura de no ver rival en la banca para desplazarle de su rol, ni tampoco para darle el resuello, brindando a los Rockets el aporte que él le da al equipo. ¿Podrá Cole Aldrich ocupar ese rol de suplencia solvente de Asik?

Pero quien más me ha enamorada de este arranque de temporada ha sido Chandler Parsons que tan solo se ha perdido por lesión un solo partido (el pasado choque frente a los Thunder). Se espera que regrese a la cancha en el primer compromiso de Houston en diciembre, pero habrá que esperar para ver si vuelve a faltar a la cita por lesión. Con sus 38.1 minutos por partido, y su porcentaje de acierto en lanzamientos de .0476, ha logrado aumentar su aportación ofensiva a los 15.7 puntos por partido, convirtiéndose en el más fiel escudero de Harden en labores ofensivas.

Un puesto que por cierto comparte con Patterson, que en los dos últimos compromisos ha logrado dar un golpe en la mesa y decir a todos que no solo Parsons puede desempeñar un gran rol ofensivo, conjuntamente con Harden, sino que él puede ser un complemento esencial para los Rockets. Parsons y Patterson se perfilan como un poderoso tandem que puede encajar a la perfección en el engranaje de los Rockets.

Un engranaje que ha visto como desde la banca le ha faltado algo de ayuda desde la lesión de Carlos Delfino. Lesión que por cierto podría estar próxima a su fin, pudiéndole ver de nuevo de corto en este fin de semana. En su ausencia, Marcus Morris con casi 10 puntos de media por partido, se ha convertido en el mayor valedor de la banca tejana, que en un partido ve destacar a uno y en otro partido ve destacar a otro.

Con todos estos detalles y con el caso de Royce White, todavía coleando, pero cada vez más lejos de la mente de los fans, casi considerándolo una baja definitiva, los Rockets han completado un mes de Noviembre donde hemos acabado en una fabulosa posición en cuanto a puntos anotados, siendo el quinto mejor equipo de la NBA con 102.1 puntos de media, los quintos en rebotes con un total de 45.3 por partido y los novenos de la NBA en asistencias con 22 por partido (deberían de haber sido más, con Lin de nuestro lado y con Harden bien asistido por Parsons y Patterson).

Pero entonces donde está el problema para tener un balance negativo y estar en el borde de los puestos de playoffs. La respuesta está en los puntos cedidos al rival, ya que con 101.5 por partido, estamos en el sótano de esta estadística, siendo el vigésimo noveno equipo de la NBA estas lides. Nuestra "tumba", el peso muerto que no nos ha permitido estar con un balance más positivo que nos hubiese posicionado en posiciones ilustres en la liga.

Pero tiempo al tiempo, que esto no ha hecho más que empezar y todavía queda un mundo para demostrar a todos de que pasta está hecho este proyecto que todavía es muy joven. Un proyecto que acaba de empezar y que sin duda nos dará muchas alegrías en el futuro (si la paciencia y las inversiones acompañan al equipo).

Hasta muy pronto desde España.

@BerkutMartin

Do you want read the article in English or any else language? Select the text, push here and translate it.

X
Log In Sign Up

forgot?
Log In Sign Up

Forgot password?

We'll email you a reset link.

If you signed up using a 3rd party account like Facebook or Twitter, please login with it instead.

Forgot password?

Try another email?

Almost done,

Join The Dream Shake

You must be a member of The Dream Shake to participate.

We have our own Community Guidelines at The Dream Shake. You should read them.

Join The Dream Shake

You must be a member of The Dream Shake to participate.

We have our own Community Guidelines at The Dream Shake. You should read them.

Spinner

Authenticating

Great!

Choose an available username to complete sign up.

In order to provide our users with a better overall experience, we ask for more information from Facebook when using it to login so that we can learn more about our audience and provide you with the best possible experience. We do not store specific user data and the sharing of it is not required to login with Facebook.

tracking_pixel_9347_tracker