Tremenda oportunidad perdida en Toronto.

John E. Sokolowski-USA TODAY Sports

Los Rockets no supieron aprovechar la oportunidad de lograr recuperar un balance positivo en esta temporada. La derrota (96-103) ha caído como un jarro de agua fría, ante un equipo que nada en los últimos puestos de la Conferencia Este de la NBA.

Una auténtica lástima haber perdido el partido en Toronto, después de haber vencido los dos últimos partidos, teniendo enfrente nuestra a un equipo que además no podía contar con Bargnani, que hasta ahora tenía un promedio de 16 puntos y 4,3 rebotes, después de sufrir el pasado lunes ante los Trail Blazers de Portland una torcedura de ligamento del codo y de la muñeca derecha y haber realizado unas declaraciones en las que calificaba la situación del equipo canadiense como desesperada y trágica en declaraciones que había realizado en La Gazzetta Dello Sport.

Sin embargo los Rockets no supieron aprovechar la coyuntura en la que llegaron ambos equipos (teóricamente positiva para Houston y negativa para Toronto).

Ya en el primer cuarto, las imprecisiones en el ataque de Houston, unido a un excelente acierto anotador de Toronto, puso rápidamente en ventaja a los Raptors. Hasta doce puntos de ventaja tuvieron los de casa. Houston sin embargo no se rindió y logró recuperar la desventaja sufrida y a falta de un solo minuto del final de este primer periodo lograba su primera ventaja del encuentro.

Por parte de los Rockets, destacaron en este primer periodo los 11 puntos y la espectacularidad de las acciones de Demar DeRozan y los nueve puntos de José Calderón, que estuvo muy acertado en sus tiros de campo y dirigió de manera magistral a su equipo de cabo a rabo, superando sin paleativos a Jeremy Lin.

En los Rockets destacaron, además de las pérdidas de balón mencionadas, la falta de contundencia de Omer Asik a la hora de atacar el aro rival, tras los bloqueos y continuación. Le faltó fuerza para machacar el aro rival y se notó en los primeros minutos, hasta que los Raptors lograron los 12 puntos de ventaja, momento en el que reaparecieron los Rockets en el partido. Marcus Morris lograba anotar 9 puntos en este primer periodo, logrando hacer olvidar la ausencia por problemas físicos en un pie de Patrick Patterson. James Harden anotó 8 puntos y Carlos Delfino 6 puntos, proporcionando consistencia a la reacción de Houston.

En el segundo periodo Houston y Toronto continuaron con la armas en todo lo alto y el marcador terminaría con un empate a 49, destacando la tremenda diferencia entre ambos equipos en lo que a tapones se refiere (9 tapones de Toronto, malogrando muy buenas opciones de anotación para Houston, por ninguno de Los Rockets). También destacaba enormemente la tremenda diferencia entre los tiros libres lanzados entre un equipo y otro (14 de 15 para los Rockets y 4 de 4 para los Raptors), con 4 faltas de los visitantes, por 11 de los locales.

Omer Asik siguió sin estar acertado cerca del aro y James Harden forzaba una y otra vez penetraciones a canasta, cada vez más complicadas, pero que brindaron a Houston buenas canastas y opciones de anotación con faltas que llevaron a la línea de los tiros libres en nueve ocasiones en los dos primeros cuartos (8 de 9 de acierto).

Finalmente Houston terminó la primera parte con un 15 de 39 en tiros de campo (38.5%), con 5 de 14 en triples (35.7%), mientras que Toronto acababa con un 20 de 43 en tiros de campo (46.5%) y 5 de 17 en triples (29.4%), lo que confirmaba que la situación de equilibrio en el partido, lo daba la diferencia de tiros libres lanzados por uno y otro, propiciado sobre todo por la actitud de penetraciones a canasta de Harden.

En cuanto a rebotes ambos equipos terminaron muy igualados (22 por 20 favorable a Houston). En asistencias (6 por 12) y en pérdidas de balón (7 por 4), los Raptors se mostraron más eficaces que los visitantes.

Fue ya en el tercer cuarto cuando el partido se rompió. Calderón destacó enormemente en el juego ofensivo de los Raptors, lograron conectar una y otra vez, con los hombres de interior de los de casa (sobre todo con Davis que lo bordó en este cuarto con tapones contundentes), propiciando canastas muy fáciles para Toronto, que cimentaron la ventaja que los Raptors lograron al final del periodo.

Con una desventaja que había que reducir a como diera lugar, los Rockets cometieron algunos errores de bulto, que nos impidieron optar al triunfo final, con los ataques que terminaron en penetraciones ejecutadas mal, terminando en falta en ataque y dos jugadas que terminaron en triples que no terminaron de tocar el aro. Jugadas todas ellas que hubieran podido dar la vuelta a la situación que terminaron viviendo los Rockets en el partido.

James Harden terminó el encuentro con 28 puntos (7 de 18 en tiros de campo y 0 de 3 en triples), 4 rebotes y 4 asistencias, llevando el peso del ataque de los Rockets, con permiso de Marcus Morris, que con 19 puntos (6 de 11 en tiros de campo), estuvo en una línea muy buena y positiva para los nuestros. Carlos Delfino logró 10 puntos, logrando dar a la banca de Houston algo de protagonismo, en un partido en el que el banquillo de los Rockets logró aportar 30 puntos, por contra de los 49 puntos de los Raptors (gracias sobre todo a los 24 puntos de Alan Anderson).

Los 13 rebotes de Omer Asik endulzaron algo su actuación, después de ver como en ataque tan solo pudo anotar 7 puntos. Recibió algún que otro tapón en acciones que parecían claras de canasta y con las manos un tanto blandas, aunque se mostró mejor cuando tuvo que buscar los palmeos o lanzamientos en estático, sin tener que aproximarse a canasta.

Quien no terminó de convencer fue Lin, que solo pudo anotar 7 puntos (una vez un porcentaje de tiros flojo, con 3 de 9, 1 de 2 en triples). Solo 2 asistencias, con 3 pérdidas de balón fueron unos números, que unido a la fabulosa actuación de Jose Calderon, que logró 18 puntos, 10 rebotes y 14 asistencias magistrales (logrando un triple doble divino), dejaba una vez más en entredicho a nuestro base. Tanto es así que en la retransmisión de TSN, lanzaban una pregunta a los espectadores, de si Lin tenía o no alibre de base titular para la NBA. Un tema un tanto espinoso en Houston.

Ed Davis con 13 puntos, Demar DeRozan con 19 puntos y los 24 puntos mencionados de Alan Anderson, terminaron de sepultar las opciones de Houston, que ahora tratará en New York volver a la senda de la victoria.

Justo en el escenario en que nació Linsanity, justo en el lugar en donde debería de reivindicarse a sí mismo, después de la temporada que está realizando hasta ahora.

Hasta muy pronto desde España.

@BerkutMartin

ROCKETS MAGICOS (Página de Facebook para TDS en Español)

Do you want read the article in English or any else language? Select the text, push here and translate it.

X
Log In Sign Up

forgot?
Log In Sign Up

Forgot password?

We'll email you a reset link.

If you signed up using a 3rd party account like Facebook or Twitter, please login with it instead.

Forgot password?

Try another email?

Almost done,

Join The Dream Shake

You must be a member of The Dream Shake to participate.

We have our own Community Guidelines at The Dream Shake. You should read them.

Join The Dream Shake

You must be a member of The Dream Shake to participate.

We have our own Community Guidelines at The Dream Shake. You should read them.

Spinner

Authenticating

Great!

Choose an available username to complete sign up.

In order to provide our users with a better overall experience, we ask for more information from Facebook when using it to login so that we can learn more about our audience and provide you with the best possible experience. We do not store specific user data and the sharing of it is not required to login with Facebook.

tracking_pixel_9347_tracker