clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Houston comienza febrero con ilusión.

Febrero va a ser un mes especial para Houston y los Rockets. Un mes de All-Star donde los tejanos serán los anfitriones y un mes en el que Houston verá cómo se consolidan o se esfuman sus opciones reales de entrar en los playoffs.

Chris Humphreys-USA TODAY Sports

El mes comenzó para los nuestros de un modo magistral, con cinco victorias consecutivas que dejaban a los Rockets en una fabulosa situación. El mes de diciembre había acabado bien para Houston, mandándole directamente a los puestos de Playoffs y el comienzo de año auguraba que todo seguiría siendo así. El sexto puesto en el Oeste que disfrutábamos hacía que la andadura por la temporada estuviese sembrada de mayores éxitos de los que en un principio se nos asignaban.

Pero tras ello llegó la sequía y el equipo no logró enderezar el rumbo hasta no perder siete encuentros de manera consecutiva, echando por tierra bastante de lo logrado en casi dos meses anteriores. Fue precisamente este punto, lo logrado en Noviembre y sobre todo en Diciembre, lo que proporcionó un paraguas a los Rockets muy agradecido por la fanaticada.

Ciertamente todo cabría indicar que el mes de Enero fue malo, pero salvo los dos tropiezos frente a Denver, Houston terminó enrachado Enero, sumando cuatro triunfos más en su haber, por lo que el balance final se convierte en un 9-9 prometedor.

Y es prometedor porque no habiendo tenido un gran mes de competición, los Rockets aún siguen en puestos de playoffs, y con un balance positivo de 25-23.

Es positivo tener a estas alturas 25 triunfos, teniendo en cuenta los baremos que se preveían al principal de temporada, otorgando a los tejanos tan solo treinta victorias al final la campaña 2013. Ahora con 25-23 y con medio triunfo de victorias sobre Portland y el noveno puesto del Oeste, el objetivo está claro y muy lejos de lo que los expertos decían allá por el mes de Octubre. Todo ello antes de que llegase Harden.

Incluso el mes de enero nos brindó dos grandes alegrías en forma de paliza a los Jazz y en forma del término del divorcio entre los Rockets y Royce White.

En la paliza a los Jazz, James Harden anotó 25 puntos y encabezó el ataque arrollador de Houston que ganaron a domicilio (80-125) a los Jazz de Utah, que sufrieron la peor derrota de su historia en su campo.

Los Rockets, llegaron a tener a seis jugadores que lograron números de dos dígitos, fueron una máquina encestadora al conseguir un 53 (47-89) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 47 (16-34) de triples.

Mientras que el entrenador de los Rockets, Kevin McHale, sacó al campo a los 13 jugadores de la plantilla y todos anotaron al menos tres puntos, algo que nunca había sucedido en la historia de la franquicia tejana.

Junto a Harden, el ala-pívot reserva Marcus Morris aportó 16 puntos, mientras que el escolta-alero argentino Carlos Delfino llegó a los 14 tantos.

Delfino jugó 22 minutos en los que anotó 5 de 9 tiros de campo, incluidos cuatro de seis triples, repartió dos asistencias y capturó un rebote.

El base estadounidense de origen taiwanés, Jeremy Lin, el alero Chandler Parsons y el ala-pívot Patrick Patterson aportaron 12 puntos cada uno.

Mientras que el pívot turco Omer Asik volvió a ser el líder del juego bajo los aros al capturar 19 rebotes y puso dos tapones, que ayudaron a los Rockets (25-22) a conseguir la tercera victoria consecutiva después que perdiesen siete partidos seguidos y ocho de nueve.

Los Rockets concluyeron la primera parte con la ventaja parcial de 18 puntos (39-57), que incrementaron a 34 (59-93) al concluir el tercero e incrementaron hasta 45 al concluir el partido.

Los Jazz (24-21), que tenían racha de seis triunfos consecutivos en su campo del EnergySolutions Arena, de Salt Lake, no pudieron nunca frenar el ataque de los Rockets.

La peor derrota anterior de los Jazz fue la que sufrieron en la temporada de 1980 ante los Bucks de Milwaukee, que perdieron por una desventaja de 33 puntos, el 18 de noviembre.

Fue un bálsamo para los chicos de Houston que precisaban de recomponerse a sí mismos y demostrar su calibre de equipo de postemporada. Lo lograron a pesar de que la última derrota del mes, frente a los Nuggets dejase un sabor agrio de boca. El mismo sabor de boca que deja enero en general.

Otra buena noticia para Houston fue la reconciliación con White, tras llegar a un acuerdo sobre los asuntos que les enfrentaban en la relación profesional y continuará con la franquicia tejana

Ambas partes dieron a conocer antes del partido frente a los Nets, un comunicado conjunto en el que establecieron la posturas de haber superado las diferencias existentes, relaciones con el tratamiento que debía de seguir White. White se reincorporará al equipo de los Vipers de rio Grande Valley. Felicidades por el acuerdo.

Febrero ya está aquí y con él llegará el All-Star, donde Harden defenderá el pabellón de los Rockets. Un mes en el que se deberá de defender como gato panza arriba las opciones de entrar en playoffs, convirtiéndolas en reales.

Un mes de febrero que será clave. Un mes para disfrutar.

@BerkutMartin

ROCKETS MAGICOS (Página de Facebook para TDS en Español)

Do you want read the article in English or any else language? Select the text, push here and translate it.